Volver

¿Qué pasa si contrato algún producto para la jubilación pero necesito el dinero antes?

El rescate de un plan de pensiones debe hacerse premeditadamente. El dinero que se recibe cuenta para Hacienda como rentas del trabajo y, por lo tanto, cuentan de cara al IRPF. Es por esta razón que hay que valorar cómo hacerlo para que fiscalmente sea más ventajoso.

Los ingresos que se reciben cuando se decide rescatar el plan de pensiones computan en la base general y, en consecuencia, se les aplica el tipo marginal correspondiente. De este modo, cuanto más se gana, más se paga a la Agencia Tributaria. ¿Cómo interesa más rescatar el plan de pensiones? La respuesta depende de cada contribuyente y de su situación personal. Pero podemos adelantar que existen tres formas de hacerlo: un rescate total en forma de capital, un rescate parcial en forma de renta y la combinación de ambos.

En cuanto a la fiscalidad del rescate de un plan de pensiones, cabe señalar que es posible seguir aportando incluso cuando ya nos hemos jubilado. Además, con una ventaja fiscal en la declaración de la renta. Lo único que hay que tener en cuenta es que el beneficiario de la prestación ya no podrá ser el titular del producto.